Tarragona - Anfiteatro
360º

Anfiteatro

Descubre en este vídeo 360º el anfiteatro, donde se celebraban las luchas de gladiadores

Ver ahora




Para navegar en 360º,
pincha y deslízate por el vídeo

360º

Anfiteatro

Descubre en este vídeo 360º el anfiteatro, donde se celebraban las luchas de gladiadores


Cómo ver el vídeo 360

Experiencia 360º:Necesitas tener la aplicación de YouTube instalada y un móvil con sistema giroscópico.

Experiencia de realidad virtual: Los vídeos están optimizados para el casco Samsung Gear VR y gafas VR de cartón. Para activar la opción de vídeo de realidad virtual también tienes que instalar la aplicación Cardboard de Google.

Ver ahora

El anfiteatro de Tarraco,
ocio de luchas de gladiadores

La lucha de gladiadores y de bestias era uno de los espectáculos más atractivos de la vida urbana de la Antigua Roma. El anfiteatro era el recinto que acogía esta brutal forma de ocio.

Tarragona, como ciudad clave de Hispania Citerior, contaba con su propio anfiteatro. Construido a comienzos del siglo II d.C., estaba ubicado fuera de murallas, junto al mar y tenía una capacidad para unos 14.000 espectadores.

En el centro del recinto estaba la arena, donde tenían lugar las luchas protagonizadas por hombres que se enfrentaban entre ellos, cuerpo a cuerpo, o de hombres contra animales, a cambio de dinero, favores o gloria. En la arena había unas fosas en cuyo interior se almacenaba la tramoya y se guardaban las bestias. Los gladiadores disponían de una capilla donde rezaban a sus dioses antes de la pelea.

Los combates comenzaban y acababan por las puertas de los extremos del anfiteatro: si el gladiador resultaba victorioso, salía del recinto por la puerta Triumphalis. Si, por el contrario, era derrotado, se retiraba por la puerta Libitinensis.

Los espectadores observaban el espectáculo desde las gradas que rodeaban la arena. Las del anfiteatro de Tarraco se adaptaban al relieve montañoso en algunas zonas y en la parte que daba al mar se construyeron sobre bóvedas. Los altos cargos observaban la lucha desde la tribuna, una especie de plataforma cubierta. Para proteger a los asistentes del sol, el anfiteatro tenía una carpa llamada velario.

COMPARTE

El anfiteatro tenía una carpa para proteger a los espectadores del sol. Se llamaba 'velorium' y funcionaba con un complejo sistema de mástiles y poleas.

COMPARTE
Por favor,
gire su dispositivo