Los héroes del Dakar
Portada
Deportes Escrito por José Luis Moneo

Los héroes del Dakar

Detrás de la aventura del rally más duro del mundo hay esfuerzo y dedicación. Tomar la salida es ya un triunfo y más después de conocer algunas historias de superación.
Empezar a leer Portada
Comparte este artículo
Deportes

1

Sin barreras

Si ya es un triunfo estar en la línea de salida en Lima para hacer frente a los más de 5.000 kilómetros por las dunas de Perú, país que acoge de forma íntegra el Rally Dakar 2019, hacerlo con alguna limitación -presupuestaria, física, competitiva- hace que muchos de los participantes adquieran la condición de héroes.

Isidre Esteve nos sorprendió a todos hace ya diez años cuando participó en el Dakar en 2009 tras haber sufrido una lesión de extrema gravedad el 24 de marzo de 2007 debido a una caída en el Bajo Almanzora en la cual se fracturó las vértebras T7 y T8, quedando postrado en una silla de ruedas. Este año vuelve al rally dispuesto a seguir mejorando.

Un ejemplo de superación al que le siguen muchos otros, como el caso del italiano Nicola Dutto, primer parapléjico en disputar la prueba en motos en la edición de este año.
Existen otros pilotos que adquieren con merecimiento el calificativo de héroe, como Dani Alberto, primer diabético en participar -lo hace en moto- y el peruano Lucas Barron, primer piloto con síndrome de down en la prueba que compite en coches junto a su padre.

Más cercanos nos resultan los casos de algunos de los españoles que están en Perú batiéndose el cobre para cumplir sus sueños. Laia Sanz vive su novena participación tras haber estado tres meses fuera de juego debido a una mononucleosis que no le ha impedido estar en Lima en la línea de salida.

Fuera de la órbita de los grandes equipos y presupuestos hay una categoría (Original) donde los más valientes viven la 'auténtica' experiencia del Dakar al competir sin asistencia mecánica. Entre ellos están Sara García, los hermanos García Merino, Javier Vega y Javier Álvarez.

2

¿Por qué renunciar a un sueño?

Más allá de los grandes presupuestos, el Dakar es a veces una apuesta personal por superar los propios límites y culminar un reto ilusionante.

3

El peruano Lucas Barron, primer participante en el Dakar con síndrome de Down

Lucas ha cumplido el sueño de participar en el Dakar 2019, una idea que le rondaba la cabeza desde que hace años veía a su padre participar en el Dakar sobre una moto, lo que hizo hasta en cinco ocasiones, cuatro de ellas inscrito oficialmente y otra a la aventura, siguiendo la estela del resto de corredores. A su equipo lo han bautizado Barron x 2 y ya tiene experiencia sobre las dunas del desierto peruano. Los dos Barron ya han corrido juntos el Baja Inka celebrado el año pasado y hace unos meses en el Desafío Inca, uno de los tres rallys preparatorios para el Dakar.

4

Nada detiene a Laia Sanz

5

Nicola Dutto, primer parapléjico en motos

6

Darío Rodríguez vela por la salud de los pilotos

El enfermero ciudadrealeño Darío Rodríguez volverá a repetir, por octavo año, como miembro del equipo sanitario que integrará la expedición del Rally Dakar. 

Como ocurre desde 2011, será el único enfermero español miembro del amplio dispositivo sanitario de la carrera, compuesto por más de 60 profesionales entre médicos, enfermeros y fisioterapeutas.

7

El primer diabético de la prueba

A Daniel Albero, aunque a los 10 años cuando le diagnosticaron diabetes tipo I, le dijeron que no podría hacer deporte, este campeón nunca renunció a su sueño. A los 46 participó en su primer rally y ahora, cuatro años después, ha cumplido su sueño de participar en el Dakar. Lo hará con un medidor de glucosa continuo para poder medir sus niveles de azúcar y su evolución durante la carrera.

8

Isidre Esteve busca romper su techo en coches

9

Una pareja muy 'Original' 

Sara García y Javier Vega participan en la categoría más auténtica del rally -sin asistencia mecánica-. Han estado durante un año preparando este reto que ya es una realidad.

10

Paulo Gonçalves, sin bazo pero con ilusión