Acosadas, violadas, agredidas: ¿Por qué callan las  mujeres?
Portada
Actualidad Escrito por Esther Pérez Amat

Acosadas, violadas, agredidas: ¿Por qué callan las  mujeres?

En España se denuncian tres violaciones al día y una agresión sexual cada hora. Te acercamos los testimonios de 10 mujeres víctimas de la violencia sexual. Las mujeres se rebelan contra el silencio. Foto: Rebeca Sánchez.
Empezar a leer Portada
Comparte este artículo
Actualidad

1

 ¿Has sufrido una agresión sexual?

Ellas no se callan. Rompen su silencio para contarnos cómo fueron abusadas, agredidas, acosadas sexualmente, violadas. Sintieron miedo, vergüenza y culpa. Denuncian la falta de sensibilización social ante las distintas formas de violencia sexual que sufren a diario. Sus voces forman parte de un documental, producido por Documentos TV, que da voz a las víctimas de la violencia sexual. Desde el acoso callejero a la violación.  El documental completo se puede ver 'a la carta' aquí.

2

¿Agresiones invisibles?

La violencia sexual está en todas partes: en el trabajo, los estudios, el ámbito familiar, en las calles, en Internet....
La mayoría de las víctimas prefieren callar, el delito permanece invisible y se convierte en un grave problema que afecta a la mitad de la población. En España, sólo un 20% de las personas afectadas denuncia haber sufrido violencia física o sexual. Una de cada diez mujeres declara haber sufrido ciberacoso: mensajes no deseados sexualmente explícitos y ofensivos en las redes sociales. 
VIOLACIONES
En 2016 se denunciaron en España tres violaciones al día. Cada hora, un delito contra la libertad sexual.
AGRESORES 
El 70 - 80% de los agresores sexuales son conocidos de las víctimas, de su entorno más cercano.
DENUNCIAS
El 80% de la violencia sexual que sufren las mujeres  nunca sale a la luz, no se denuncia. El delito permanece invisible.
VÍCTIMAS
Una de cada tres mujeres en el mundo es víctima de violencia física o sexual. En España, una de cada cinco.

3

Violencia sexual: ¿Un tabú?

"Tendemos a pensar que solamente existe y es grave ante la fuerza física, amenazas de muerte o intimidación con un arma, o si hay penetración. Si no ocurren estas dos variables no es considerado violación, violencia sexual, no es considerado grave", explica Sonia Cruz Coronado, psicóloga de la Fundación ASPACIA y coordinadora del Centro de atención integral a las víctimas de violencia sexual (CIMASCAM). La violencia sexual es un tipo de violencia que tiene como aliada el secreto, el silencio, el tabú, la vergüenza, el estigma, añade la psicóloga. Asegura que estamos ante un problema de salud pública, por las estadísticas, prevalencia y frecuencia que están recogiendo los estudios. "Es un tipo de violencia machista”, subraya. 

4

¿El consentimiento es el límite?

"A mí no me apetecía tener relaciones sexuales con él y empezó a insistirme y cuando empecé a sentirme incómoda porque me estaba acosando, molestando, él normalizó esa actitud y él me dijo: "Somos amigos, no te estoy haciendo nada grave..." De ahí pasó a la conducta agresiva y al acoso a través del correo electrónico y el WhatsApp.  Es la denuncia de una de las víctimas que podemos oír en el documental "Voces contra el silencio" de Documentos TV. Miradas incómodas, comentarios malsonantes disfrazados de piropos, manos que tocan sin permiso, acoso sexual a través de Internet... El límite siempre es el consentimiento como muestra de forma gráfica y muy clara este vídeo de 'Blue Seat Studios' donde explica el 'consentimiento sexual' usando una taza de té. 

5

¿Es la igualdad una utopía?

"Las cifras de delitos sexuales se han disparado en los últimos años", denuncia Erick Pescador, especialista en igualdad y prevención en violencias machistas. "Se nos olvida que las agresiones sexuales no son solo las violaciones”, añade. 
En opinión del experto, la realidad es que todos los hombres han sido educados en una cultura patriarcal y han ejercido en un momento determinado violencia más o menos sutil o invisible sobre la mujer que tienen al lado. "Se trata de entender que esto de la igualdad no es posible si el otro 49% de la población no se pone en marcha. Es decir, si los hombres no intervenimos o no hacemos un movimiento en la dirección de la igualdad".

6

No te calles, denuncia, habla

Gran parte de las víctimas consigue salir adelante gracias a denunciar los hechos, a la terapia y al apoyo familiar. Los expertos reclaman una mayor visibilización de la violencia sexual que sufren las mujeres y que está relacionada con una cultura machista, una cultura que otorga unos roles, asocia unos estereotipos y da un valor diferente a las mujeres frente a los hombres desde el nacimiento.

"Los roles, estereotipos y atributos masculinos son considerado siempre superiores a los de las mujeres. Es esta desigualdad la que genera la violencia y es la que se mantiene", apunta la psicóloga Sonia Cruz. Ante una agresión sexual, los expertos animan a denunciar y no callarse.

El teléfono gratuito, que no deja rastro en la factura, para denunciar la violencia de género es el 016.  Hay otros organismos que ofrecen también ayuda y asesoramiento ante estos delitos: