Audrey Hepburn, la princesa de Hollywood
Portada
Cultura Escrito por Sandra De La Torre

Audrey Hepburn, la princesa de Hollywood

Han pasado ya 25 años desde que Audrey Hepburn nos dejó, y ya dijeron entonces de ella que era un ángel y un reflejo de a quién se veía en sus películas, una persona alegre, cantarina y elegante.
Empezar a leer Portada
Comparte este artículo
Cultura

"Para tener hermosos ojos, mira por el bien de los demás."

1

Embajadora de UNICEF

Es icono del cine, de la moda y de la fotografía, pero no todo fue glamour en su vida. Audrey Hepburn tuvo una infancia y una adolescencia muy problemáticas. Desde su ventana en Holanda, vio cómo ejecutaban a judíos o les llevaban a campos de concentración. Por este motivo rechazó el papel de protagonista para 'El diario de Ana Frank'.
Además su padre la abandonó, y junto a su madre tuvieron que huir y buscar cobijo y comida por las calles. Fueron las ONGs quiénes les ofrecieron ayuda. Una vez convertida en estrella de Hollywood, Audrey no olvidó su sufrimiento, se convirtió en una de las mujeres más bondadosas y generosas, y en 1998 fue nombrada embajadora internacional de UNICEF, y viajó a Etiopía, entre otros sitios, para ayudar a los niños más necesitados.

2

Actriz por casualidad

Trabajaba de portera cuando un fotógrafo le pidió tomarle unas fotos, que más tarde saldría en una revista. Ahí comenzó la leyenda. Hizo películas que la encumbraron y que hicieron de ella la mujer inolvidable e icónica, como 'Desayuno con diamantes', dónde interpretaba a Holly Golightly, una mujer que representaba la independencia femenina en Nueva York y que decía no querer a nadie a su lado.

Llegó a a hacer veintidós películas, y fue con la tercera, la primera como protagonista, 'Vacaciones en Roma', con la que consiguió su primer y único Oscar a Mejor Actriz. También contó con tres Globos de Oro, un premio en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, y tres Baftas

3

Musa de Givenchy

Uno de sus grandes amigos fue el diseñador Hubert de Givenchy, aunque al principio el diseñador reconoce haberse llevado una decepción al conocerla, y es que al artista le dijeron que Hepburn estaba esperando en el hall de su lugar de trabajo, para que le diseñaran un vestido para una de sus películas. La decepción para Givenchy llegó al ver que no era Katharine Hepburn como había pensado, sino Audrey. Una anécdota curiosa para comenzar una amistad y una relación de trabajo que duraría para toda la vida.

Givenchy se encargó del icónico vestido de Sabrina en 'Sabrina' con el que bailaba con Humphrey Bogart en una pista de tenis, el famoso vestido negro que llevaba Holly Golightly en 'Desayuno con diamantes' mientras desayunaba frente a Tiffany's, o el elegante vestido rojo con el que descendía las escaleras del Museo Louvre de París en 'Una cara con ángel'. La vistió en cientos de ocasiones y su amistad tuvo tanta importancia para ella que llegó a incluirle en su testamento. 

4

Cuatro curiosidades ocultas sobre Audrey 

Hidrofobia
La actriz sufría hidrofobia, le daba pánico el agua. Tanto pavor le causaba, que mientras grababan una escena de 'Dos en la carretera' en la que Albert Finney tenía que tirarla a la piscina, tuvieron que tener a dos buceadores en la piscina fuera de cámara por si necesitaban calmar su ansiedad.
Tabaco
No podía negarlo, era una adicta al tabaco. Su sueño había sido formar una familia, y tras cinco abortos, dio a luz a bebé sin vida. Fue entonces cuando Audrey envejeció de golpe 30 años y llegó a fumar tres cajetillas de tabaco al día. Algo decisivo en el cáncer de colon que finalmente acabaría con su vida.
Políglota
Debido sobre todo a la inestabilidad que la obligó a mudarse de hogar varias veces en su juventud, y a su curiosidad cultural, Audrey podía hablar con fluidez cinco idiomas: inglés, holandés, francés, italiano y español. 



'Encuentro en París'
Una de sus películas más desconocidas es 'Encuentro en París', sin embargo quién ha seguido a la actriz y ha visto sus películas, podrá observar grandes referencias a muchas de ellas. Por ejemplo, los dos protagonistas hablan de una mujer que "desayuna con diamantes".