¿A quién devolverías a las tres dimensiones?
Portada
Tienes que verlo Escrito por César Peña

¿A quién devolverías a las tres dimensiones?

The New York Times se estrena en la Realidad Aumentada con un proyecto sobre David Bowie en el que se puede analizar sus rompedores diseños de vestuario en tres dimensiones. 
Empezar a leer Portada
Comparte este artículo
Tienes que verlo

1

Otro Bowie y de otra manera

Esa es la intención de este proyecto de Realidad Aumentada de The New York Times en el que el usuario puede, a través de su app para iPhone, iPad y Android, explorar el legado visual de David Bowie.
El proyecto trata de exponer otra perspectiva de Bowie como creador, y en él se pueden ver a tamaño real los espectaculares trajes con los que impresionaba y sigue impresionando al público.
Para poder vivirlo es necesario tener un equipo actualizado y descargarse la App de The New York Times. En ella se encuentra este recorrido por sus originales trajes, que ayudaban a crear el carisma con el que recordamos al artista, pero también puede conocerse a través de este proyecto otra de las mil caras de Bowie, más humana y personal


2

Un futuro mejor para el periodismo

Ese es el objetivo del nuevo programa Google News Initative, con el que Alphabet busca tres objetivos fundamentales: fortalecer el periodismo de calidad, generar un modelo sostenible de negocio periodístico, y colaborar en innovación tecnológica aplicada a la información. Para ello propone las siguientes vías de trabajo: creación de producto que satisfaga las necesidades de los medios, colaboración directa en la creación, y desarrollar programas que fomenten la innovación.

3

Feminismo para torpes

Desde el pasado 7 de marzo, El País ha puesto en marcha un nuevo formato de vídeo bajo el título 'Feminismo para torpes', en el que Nerea Pérez de las Heras profundiza en conceptos y circunstancias que rodean al movimiento feminista actual. Su objetivo es transmitir “algunas ideas para ser una feminista accesible, didáctica y cero radical” en un formato cercano, irónico y que deriva de los "talleres de reeducación para machirulos" que Pérez de las Heras había realizado previamente en teatros. Por cierto, en The Guardian han publicado esta semana un interesante gráfico sobre la brecha salarial que puedes ver aquí.

4

#MarchForOurLives

La 'Marcha por nuestras vidas' resulta sorprendente e innovador sobre todo por las personas que lo encabezan: mujeres adolescentes que aún no tienen edad para votar, pero que han demostrado tener voz. Un movimiento histórico que ha protagonizado portadas de todos los medios y que está llevando el discurso político a otros foros, como la revista Vogue:

5

#DeleteFacebook

Tras el escándalo provocado por el robo de información de datos de usuarios de Facebook por parte de Cambridge Analytica, la reacción por parte de algunos de sus usuarios no se ha hecho esperar. El movimiento #DeleteFacebook, cuyo mayor estandarte son por el momento las páginas de Tesla y SpaceX, de Eliot Musk, que han borrado sus perfiles de la red social, puede que no afecte al gigante tecnológico liderado por Marck Zuckerberg, pero muestra el inicio de una conciencia sobre el uso de nuestros datos personales que debería derivar en una mayor información de cómo pagamos con información privada el uso de herramientas aparentemente gratuitas.

6

Innovación no significa tecnología

Hay una corriente 'analógica' que está demostrando que la tecnología no tiene la potestad de los formatos innovadores. Desde el 'periodismo cash' de Juan Pablo Meneses hasta los montajes biográficos e históricos de Lola Arias, pasando por las versiones en papel de los diarios nacidos como digitales, demuestran que no es necesario que haya electricidad involucrada para que una narración sea innovadora.
Esto es precisamente lo que analiza el artículo "La no ficción más innovadora no es necesariamente tecnológica" de Jorge Carrión en The New York Times, que contrasta la tendencia de crear en distintos medios y espacios de investigación departamentos de experimentación vinculados con las tecnologías.