Las claves del España 32-25 Islandia
Portada
Deportes Escrito por Felipe Fernández (@Felipelect)

Las claves del España 32-25 Islandia

Los Hispanos demostraron su condición de serios aspirantes a coronarse mundialmente con una sólida victoria ante los vikingos.
Empezar a leer Portada
Comparte este artículo
Deportes

1

Concentración

Los Hispanos se enfrentaban a su segundo partido en el Mundial pero no era un partido cualquiera. Delante aguardaba Islandia, que por su entidad es uno de los candidatos a clasificarse para la segunda fase. De ahí lo vital de la victoria. Los jugadores de Jordi Ribera demostraron ser completamente conscientes de esta premisa desde los primeros compases y no perdieron la concentración en ningún momento. Un ejemplo de ello fue el robo de balón que llevó a cabo Dani Sarmiento en el momento más delicado del partido, cuando España estaba encajando un 0-4 de parcial.

2

Dureza islandesa

A España le costó asaltar el muro vikingo en los primeros ataques. Los islandeses no dudaban a la hora de marcar su territorio mediante el contacto y hasta que las exclusiones no lastraron su zaga no se acabó de romper el partido.

3

Stop Palmarsson

El mayor peligro del conjunto islandés estaba personificado en el jugador del FC Barcelona Lassa Aron Palmarsson. Sus compañeros le buscan continuamente y casi todas las jugadas acababan en manos de Palmarsson para que este armara su brazo ejecutor. 
Que la defensa hispana sobre él funcionó se refleja en que su recuento de goles se estableció en cinco cuando acostumbra a ser el máximo goleador de los suyos. Esta vez ese premio fue para Gudmundsson por un tanto más.

4

Todos suman

A diferencia de otras selecciones favoritas a ganar el Mundial 2019, en los Hispanos no hay un jugador estrella sobre el que gire el juego. El estilo es coral y todos aportan su granito de arena tanto en defensa como en ataque.
Dani Sarmiento
El canario se erigió como el héroe al echarse el equipo a sus espaldas en la segunda parte. Justo cuando más apretaba Islandia para acercarse en el marcador, robó un balón clave y marcó el gol que rompía un parcial de 0-4. A estas dos acciones sumó un par de goles extraordinarios.
Adriá Figueras
El pívot catalán volvió a dar una exhibición en el juego sin balón sobre la zona del pivote. Además de sus dos goles, originó muchas acciones beneficiosas para sus compañeros a la hora de atacar en la segunda parte. Su rotación con Aginagalde puede resultar clave de cara a la segunda fase y semis.
Rodrigo Corrales
El portero brilló con luz propia en los momentos más difíciles. Cuando el portero rival, Gustavsson, se lucía enfrente, Corrales respondió firme y con intervenciones estelares para mantener la ventaja hispana en el marcador.
Aleix Gómez
El benjamín de la plantilla no se dejó intimidar por la dura defensa islandesa. Sumó hasta cuatro goles en el duelo, uno de ellos de penalti. A siete metros de uno de los mejores porteros del mundo, tiró de muñeca para batirle con una birguería.