Guía básica del Brexit
Portada
Actualidad Escrito por Fernando Martínez

Guía básica del Brexit

¿En qué consiste el acuerdo entre Londres y Bruselas sobre el Brexit? ¿Por qué lo rechazan europeístas y euroescépticos británicos? Te damos las claves fundamentales para entenderlo mejor.
Empezar a leer Portada
Comparte este artículo
Actualidad

1

¿Qué hay que saber del Brexit para entenderlo?

El acuerdo sobre el Brexit entre Bruselas y Londres concreta los términos del divorcio, define la relación que mantendrán ambas durante el periodo de transición, que tendrá lugar desde que el Reino Unido se vaya el 29 de marzo hasta que se acuerde una futura relación sólida, que queda esbozada ya en el texto. Se trata de un documento complicado que toca muchas aristas. Y que a lo mejor nunca ve la luz si el parlamento británico finalmente lo rechaza.

2

¿Cuáles son los posibles escenarios?

Algo fundamental para entender el Brexit es saber las diferentes formas en las que el Reino Unido podría abandonar la UE (si es que al final lo hace). Cada una supone escenarios muy diferentes y todos son controvertidos.
Brexit duro
Reino Unido se va de la UE y con ella del mercado común y la unión aduanera, pero con un acuerdo de mínimos. Londres tendría libertad para negociar  nuevos acuerdos comerciales y en inmigración. Este último tema fue clave en la victoria del Brexit en 2016.
Brexit blando / suave
Reino Unido se va de la UE pero se queda en el mercado común y la unión aduanera. A cambio, está obligada a permitir la circulación de ciudadanos comunitarios. La opción de muchos pro-europeos, que asumen que es el mal menor.
No deal Brexit / sin acuerdo / abrupto
Sin acuerdo, Reino Unido  y la UE pasarían el 29 de marzo a tener la misma relación que con un país externo.  Es el escenario inevitable si el statu quo actual no cambia. Las consecuencias, imprevisibles.
No Brexit (se quedan)
El Reino Unido revoca el artículo 50 de los tratados europeos y decide quedarse en la UE. Es el escenario más improbable, aunque pro-europeos aún piden un segundo referéndum que dé marcha atrás al Brexit.

3

Puntos del acuerdo:

- La Factura del divorcio: Tiene que ver con traslados de agencias, pagos de funcionarios, pensiones, etc. Se estima en al menos 45.000 millones de euros.

- Los derechos de los expatriados: Los británicos en Europa y los europeos en Reino Unido podrán seguir de momento gozando de sus actuales derechos.

- El Backstop o red de seguridad: Si acaba el periodo de transición de 21 meses sin una nueva relación definida, se pone en marcha este "mecanismo de emergencia" para mantener un arreglo aduanero y evitar una frontera física entre las Irlandas. Es el punto de la polémica.

4

¿Hay cuestiones más sensibles?

El acuerdo de paz del Viernes Santo, firmado ese día de 1998, puso fin al terrorismo del IRA y el conflicto entre unionistas y republicanos. La estabilidad y paz se vio potenciada gracias, entre otras cosas, a la libre circulación en la UE que, en la práctica, borra la frontera entre las irlandas. Todo esto ahora parece en riesgo por el Brexit, tanto para los católicos republicanos como para los unionistas británicos. (En la imagen, el ministro para Irlanda del Norte Peter Mandelson y el ministro de exteriores irlandés, David Andrews, brindan por el acuerdo en 1999).

Para mantener la actual situación, Londres y Bruselas han acordado que, si no hay una solución alternativa al final del periodo de transición, se activará la denominada red de seguridad o backstop. Este mecanismo mantendría en la práctica al Reino Unido con un pie en Europa (en una unión aduanera), a lo que son contrarios los pro-brexit. Además, el backstop obligaría a Irlanda del Norte a seguir acatando los estándares del mercado único de la UE. Eso implicaría una separación económica con Gran Bretaña, una cuestión que rechazan los unionistas norirlandeses.

5

¿Por qué no hay un respaldo mayoritario al acuerdo?

El Parlamento británico tiene ahora mismo 650 diputados, aunque el presidente y vicepresidente de la cámara no ejercen el voto. Sin contarlos a ellos, la mayoría del gobierno se sustenta con los 316 diputados conservadores y los 10 del DUP, los unionistas norirlandeses. Pero en los tories hay parlamentarios que ya han anunciado su voto negativo, al igual que el DUP. Y a esto hay que sumar a otras formaciones. ¿Qué es lo que rechazan los diputados?

Europeístas y euroescépticos coinciden en que el acuerdo mantiene al Reino Unido bajo las normas de la Unión Europea, pero sin poder de decisión e influencia, lo cual supone, según dijo Boris Johnson, que Reino Unido sería un estado vasallo de la UE.  En estos grupos hay sobre todo diputados tories, pero también laboristas y de otros partidos. 

Para el DUP, el acuerdo sobre la frontera supondría romper el Reino Unido, porque deja a Irlanda del Norte bajo las normas europeas y supone una anexión a la UE "por la puerta de atrás" y la reunificación de la isla de Irlanda. Sin sus 10 votos, el gobierno está en minoría, la cual es aún más significativa si algunos conservadores también votan en contra.

6

¿Cómo es el debate político?

La controversia del Brexit es un debate transversal en el seno de todos los partidos, no solo de los conservadores. También ocurre en los laboristas, aunque aún no se han hecho evidentes las diferencias. Únicamente los nacionalistas cierran filas de forma clara.
Conservadores / Tories
El partido de Theresa May se divide entre los que apoyan el acuerdo alcanzado con Bruselas y los que lo rechazan. Entre estos últimos están por un lado los partidarios de un Brexit duro o una salida sin acuerdo, encabezados por el ex ministro Boris Johnson, y por otro la minoría pro-europea del partido.
Laboristas
Aunque el laborismo coincide en rechazar el acuerdo, la división existe. A pesar de ser un partido tradicionalmente pro-europeo, su actual líder, Jeremy Corbyn, es partidario de abandonar la UE porque así se pueden aplicar libremente políticas de izquierda en Reino Unido.
DUP norirlandés
El DUP sólo apoyaría el acuerdo si se suprime de la "red de seguridad" el estatus especial que se concedería a Irlanda del Norte para prevenir la existencia de una frontera física con los vecinos del sur. Los unionistas creen que supondría una anexión por la puerta de atrás a la UE.
SNP escocés
Los nacionalistas escoceses son claramente europeístas. Tras el Brexit, abogaron por la celebración de un segundo referéndum de independencia.  Ahora piden a May que prorrogue la estancia en la UE para que haya una nueva consulta en torno a la salida del club comunitario.

"Será este acuerdo o Brexit sin acuerdo"

7

¿Por qué May no ve alternativa al acuerdo?

Theresa May ha insistido desde que se llegó a un acuerdo con Bruselas en que éste es el único plan viable y que la otra alternativa sería el divorcio abrupto, de consecuencias imprevisibles. May advierte de que el rechazo al plan podría suponer, si no, abortar la salida británica del club comunitario.

La Primera Ministra lanza de esta forma un doble mensaje: Por un lado a los partidarios del Brexit, a los que da a entender que se podría frustar la salida de la Unión Europea y perder esa oportunidad por las decisiones que ya tomaría el Parlamento. 

Por otro, May quiere atraer a los europeístas con que el acuerdo supone el mínimo daño para el Reino Unido y a la vez cumple el mandato popular del referéndum. Lo contrario, da a entender la primera ministra, supone un gran perjucio del  que los pro-europeos serían en gran medida responsables.

En última instancia, para May, todo lo que no sea la aprobación del acuerdo puede suponer el final de su carrera política. Aunque aún podría seguir adelante si pierde por un margen estrecho, no tendría fuerza suficiente para continuar como Primera Ministra si el plan es rechazado por una gran mayoría de los diputados.

* Amplía la información en el programa 'Cinco continentes' en Radio5
 (Hora de emisión: Lunes a viernes a las 19.05 horas)