Yemen, la gran crisis olvidada
Portada
Actualidad Escrito por Miguel Charte

Yemen, la gran crisis olvidada

La guerra de Yemen, a menudo olvidada, es un conflicto internacional que ha costado más de 10.000 vidas y ha provocado, según la ONU, la mayor crisis humanitaria mundial. Estas son sus claves. 
Empezar a leer Portada
Comparte este artículo
Actualidad

1

Un país dividido en un paso estratégico

Yemen se encuentra en el suroeste de la península arábiga, frente al cuerno de África. Comparte una larga frontera desértica con Arabia Saudí y otra menor con Omán. Alberga importantes puertos y frente a su costa pasan los barcos (petroleros entre otros) que recorren el Mar Rojo desde o hacia el Canal de Suez y tienen que atravesar el estrecho de Bab el Mandeb. De sus 28 millones de habitantes, aproximadamente un tercio son zaydíes, pertenecientes a la rama chií del Islam, mientras el resto son suníes. Tras décadas de guerra civil y división en dos, la reunificación llevó al poder en 1990 a Alí Abdalá Saleh, quien se mantuvo en la presidencia durante tres décadas. Las protestas de la “primavera árabe” en 2011 obligaron a Saleh a ceder el poder a Abdo Rabu Mansur Hadi. Al Qaeda en la Península Arábiga aprovechó el caos para controlar amplias zonas del este, escasamente poblado. 

2

Quién es quién 

El conflicto yemení se enfrentaban facciones rivales locales hasta que la intervención de una coalición encabezada por Arabia Saudí lo convirtió en un conflicto internacional. 
LOS HUTÍES
Los seguidores del movimiento político dirigido por la familia Al Huti son chiíes que quieren la vuelta a la tradición y mayor poder político. Su feudo es la provincia de Saada (noroeste). En 2014 tomaron la capital y derrocaron al gobierno. Desde entonces han ganado terreno en el oeste del país. 
ABDO RABU MANSUR HADI
El presidente depuesto huyó a Adén (sur) y desde allí intenta recuperar el poder con ayuda de una coalición de facciones diversas y de Arabia Saudí. Los hutíes mataron a su antecesor, Alí Abdalá Saleh, tras romper la alianza que les unía contra Hadi.   
LA COALICIÓN ÁRABE
Desde marzo de 2015Arabia Saudí lidera una coalición que combate a los hutíes y en la que participan países mayoritariamente suníes: Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Bahrain, Sudán, Egipto, Jordania y Marruecos. La coalición domina el espacio aéreo de Yemen y bloquea sus puertos.
IRÁN
Arabia Saudí y Estados Unidos aseguran que Irán apoya a los hutíes y les ha proporcionado misiles balísticos
Irán niega las acusaciones y culpa a Arabia Saudí de haber convertido Yemen en un caos.   

                                                                              

3

Miles de víctimas civiles 

Más de 10.000 personas han muerto en el conflicto, según la ONU, en su mayor parte civiles. Entre marzo de 2015 y mayo de 2018 murieron 6.385 civiles y más de 10.000 resultaron heridos, la gran mayoría en ataques aéreos de la coalición. Los bombardeos alcanzan los centros de las ciudades, escuelas y hospitales. Instituciones internacionales y no gubernamentales han advertido que algunos de estos casos podrían ser considerados crímenes de guerra. En la imagen, hospital de Médicos Sin Fronteras bombardeado el 15 de agosto de 2016 (Efe). 

4

Crisis humanitaria

La ONU y las ONG coinciden en que la de Yemen es la peor crisis humanitaria mundial actual. A los combates y el bloqueo (que ha provocado hambruna y desabastecimiento sanitario) se suma la epidemia de cólera y difteria. Más de 22 millones de personas (casi el 80% de la población) necesitan asistencia humanitaria, hay tres millones de desplazados y 400.000 niños con malnutrición severa. Los menores se llevan la peor parte: los niños son reclutados por las facciones y las niñas obligadas a casarse a corta edad. 

5

Un conflicto internacional

La guerra en Yemen se ha convertido en un conflicto internacional en el que participan varios países, directamente o a través de facciones afines,y en un escenario más de la “guerra fría” regional entre Arabia Saudí e Irán. Los saudíes aseguran que su interés es garantizar la estabilidad en la frontera y limitar la influencia de su gran enemigo a quien acusan de apoyar y armar a los hutíes. La coalición ha contado con apoyo logístico y de inteligencia de Estados Unidos, Reino Unido y Francia, mientras varios países, incluyendo España, siguen vendiendo armas a los beligerantes. La ONU ha emitido varias resoluciones llamando al alto el fuego, pero no se ha impuesto ningún tipo de sanciones. (Imagen: Reuters/Khaled Abdullah)