¿Por qué Mireia Belmonte es la mejor nadadora española?
Portada
Deportes Escrito por RTVE

¿Por qué Mireia Belmonte es la mejor nadadora española?

Repasamos los hitos, récords y victorias de la nadadora española Mireia Belmonte, oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016.
Empezar a leer Portada
Comparte este artículo
Deportes

1

¿Cuántas medallas olímpicas posee?

Tiene en su poder cuatro medallas olímpicas y las tienes de todos los colores. La más importante, la conseguida este miércoles en Río 2016, su ansiado oro en el 200 mariposa, el primero de la natación femenina española. Es su prueba fetiche y en ella ya consiguió la plata de Londres 2012, donde también subió al segundo puesto del podio en 800 libre. Además, hay que sumar el bronce conseguido el pasado sábado en 400 estilos en Río 2016.

2

¿Cuántos récords ha batido?

Mireia tiene en su palmarés cinco récords del mundo en piscina corta, distancia que domina con mano de hierro. Ha sido plusmarquista mundial en 400, 800 y 1.500 libre, más los 200 mariposa y los 400 estilos. Además, tiene en su poder ocho récords de España.

3

¿Qué la ha llevado hasta aquí?

Perseverancia. Es la palabra que define a Mireia Belmonte. Su perseverancia y la fe en sus posibilidades han hecho de ella una nadadora legendaria. Ha trabajado duro para lograr su sueño de ser campeona olímpica, pero en menos de doce horas volverá a la piscina para nadar el 800 libre. Nunca quiere rebajar el número de sus pruebas porque siempre que salta a la piscina cree que puede hacer algo grande.

4

¿Quién la ha llevado hasta aquí?

Fred Vergnoux, su entrenador personal. Ha moldeado a la campeona y ha pulido sus fallos. Vergnoux se empeñó en que Mireia trabajara la resistencia y su movimiento subacuático. Cree que estos aspectos fueron clave para no conseguir el oro mundial en 200 mariposa en 2013, porque no llegó bien a los últimos 50 metros. Lo ha trabajado duro. En altura. En Sierra Nevada. Y ha nadado como nunca en su último largo en Río.

5

¿Hasta donde puede llegar?

Quién sabe. Mireia Belmonte tiene 25 años y todavía tiene cuerda para rato. A Tokio llegará a una edad óptima para rendir al máximo y luchar por nuevos éxitos. Llegará como campeona olímpica y, casi con total seguridad, portando la bandera española en la ceremonia de inauguración.