Tomás de Torquemada

Tomás de Torquemada

Interpretado por Manel Dueso

Nacido en Valladolid en 1420, los cronistas de la época le describen como un "hombre adusto e inexpresivo" que casi no comía, vestía "sencillamente" y era severo hasta consigo mismo.\n\r\n\r"Fue capaz de amonestar a la propia reina por permitir que los carpinteros trabajasen en un día festivo para tener a punto el tablado de una fiesta. Rehuyó los honores y pompas mundanas. Rechazó el arzobispado de Sevilla y otros cargos igualmente codiciables y sólo aceptó el encargo de organizar la Inquisición porque lo vivió más como un sacrificio al Estado y a la Iglesia que como una sinecura ventajosa.”\n\r\n\rSe le considera el autor del Edicto de Granada donde se ordenó la expulsión de todos los judíos de la corona castellano-aragonesa en 1492. Fue ésta una decisión consecuente con sus sentimientos religiosos.\n\r\n\rTorquemada estaba convencido de que la ascensión social de los conversos redundaba en perjuicio de la religión.\n\r\n\rSe formó como dominico en el Convento de San Pablo en Valladolid. Fue destinado como prior del Monasterio de Santa Cruz de Segovia y allí nombrado confesor de la princesa Isabel, luego coronada reina.\n\r\n\rComo persona de confianza de los reyes, fue designado Inquisidor General en 1482. Torquemada vio crecer su poder a raíz del asesinato del inquisidor Pedro Arbués en 1485 en Zaragoza, lo que acabó con la oposición a la institución en la corona aragonesa.\n\r\n\rTambién intervino en el sonado proceso del Niño de la Guardia, una de los episodios más turbios del Tribunal.\n\r\n\rSu leyenda negra, cuyos pasajes más oscuros se centran en la persecución, juicio y ejecución de judaizantes y herejes, se intensificó aún más con el tema de la expulsión de los judíos.\n\r\n\rEl nombre de Torquemada es sinónimo de crueldad y fanatismo al servicio de la religión.\n\r\n\rSin embargo, en 1493, se retiró al convento de Santo Tomás de Ávila donde murió cinco años después.\n\r\n\rPérez Galdós le describió como “sádico, cruel y fanático”. Walsh, por el contrario, afirmó: “Era un hombre apacible y estudioso, que abandonó el claustro para desempeñar un cargo desagradable, pero necesario, con espíritu de justicia templado por la piedad y siempre con habilidad y prudencia. Gran legislador y para algunos un santo”.

Personajes de Isabel en Temporadas Anteriores
CASTILLA
ISABELINA
CASTILLA
PRO JUANA
REINO
NAZARÍ
Imagen de {{personaje.PERSONAJE}}

{{personaje.PERSONAJE}}

reinos sociabilidad
Isabelinos Pro Juana Nazaríes
Aliados
familia
Enemigo
familia

Aliados:

Imagen de {{rel.PERSONAJE}}
Imagen de {{status.activeSfera.PERSONAJE}}

Enemigos:

Imagen de {{rel.PERSONAJE}}
Cerrar

{{status.activeSfera.PERSONAJE}}

{{status.activeSfera.SubTitle}}

Ver ficha completa

Interpretado por {{status.activeSfera.ACTORES}}

Castilla Portugal
Flandes Francia
Vaticano Inglaterra

Familia
Aliados
Enemigos
Personajes de Isabel en la Tercera Temporada
Imagen de {{personaje.PERSONAJE3}}

{{personaje.PERSONAJE3}}

Familia:

Imagen de {{rel.PERSONAJE3}}

Aliados:

Imagen de {{rel.PERSONAJE3}}

Enemigos:

Imagen de {{rel.PERSONAJE3}}
Cerrar

{{status.activeSfera.PERSONAJE3}}

{{status.activeSfera.SubTitle3}}

Ver ficha completa

Interpretado por {{status.activeSfera.ACTORES}}