Los secretos del Prado
Portada
Cultura Escrito por Ana Belén García

Los secretos del Prado

El Prado es uno de las emblemas de la cultura española y uno de los museos más importantes del mundo. En la celebración de su bicentenario repasamos algunas curiosidades de sus hitos históricos.
Empezar a leer Portada
Comparte este artículo
Cultura

1

¿Cuál fue su origen?

El rey Carlos III encargó al arquitecto Juan de Villanueva en 1785, la construcción de un Gabinete de Ciencias Naturales. Al final por orden de su nieto Fernando VII acabó convertido en Real Museo de Pinturas y Esculturas (cuentan que gracias al impulso de su mujer, Isabel de Braganza). 

El majestuoso edificio neoclásico del futuro Museo del Prado abrió sus puertas en 1819, con un catálogo de 311 pinturas. Las valiosas Colecciones Reales fueron su embrión en el siglo XVI bajo el mandato de Carlos V. Fueron enriquecidas por todos los monarcas que le sucedieron, tanto Austrias como Borbones.  [Recuerda los actos del bicentenario en la siguiente pieza]

A ellos se deben sus tesoros más emblemáticos como 'El jardín de las Delicias de El Bosco', 'El caballero de la mano en el pecho' de El Greco, 'La Sagrada Familia' conocida como 'La Perla de Rafael, 'Carlos V en Mühlberg' de Tiziano, el 'Autorretrato de Durero', 'Las meninas' de Velázquez, 'Las tres Gracias de Rubens' o 'La familia de Carlos IV' de Goya. Foto: María Isabel de Braganza como fundadora del Prado. MNP.

2

Un falso incendio y un robo

A finales del siglo XIX el edificio estaba prácticamente abandonado y los empleados se calentaban con hogueras y cocinaban con leña, en unas instalaciones muy inseguras. El periodista Mariano de Cavia publicó una falsa crónica sobre un incendio en 1891 en El Prado: “La catástrofe de anoche: España está de luto. Incendio en el Museo de Pinturas”, rezaba el titular. Los madrileños acudieron alarmados a sus puertas. La llamada de atención funcionó y Cánovas del Castillo tomó cartas en el asunto, aunque los suelos de madera no se reemplazaron por mármol hasta bien entrado el siglo XX.

Otro escándalo fue el expolio en 1918 del Tesoro del Delfín, un valioso conjunto de orfebrería francés. El culpable del robo fue un trabajador de la casa, descubierto tras una investigación policial digna de Sherlock Holmes. La mayoría de las piezas como vasos o bandejas se recuperaron pero 35 de ellas con daños graves, ya que les habían arrancado las  piedras preciosas. El suceso le costó el puesto al director, José Villegas Cordero. Foto: Góndola de cristal con mascarón esmaltado. MNP.

3

Evacuación en la Guerra Civil

Durante la Guerra Civil las obras más valiosas fueron almacenadas en el sótano del edificio protegidas con sacos de arena de los bombardeos, en uno de los episodios más críticos de su historiaAzaña había nombrado a Picasso como director del museo aunque nunca ejerció. Finalmente,  el Gobierno republicano evacuó la colección compuesta por 425 piezas, entre las que se encontraban joyas como 'Las hilanderas' de Velázquez.  Viajaron en camiones militares, entre fuertes medidas de seguridad, primero a Valencia, pasaron por el Monasterio de Pedralbes en Cataluña y luego a la Sociedad de Naciones en Ginebra, de donde tuvieron que regresar rápidamente a Madrid tras el estallido de la IIGM en 1939.  En el trayecto, el vehículo que portaba 'La carga de los mamelucos' de Goya chocó con un balcón. La pintura sufrió daños relevantes, que fueron reparados discretamente, al igual que los del resto de lienzos maltratados. [Mira en el video anexo el Informe Semanal 'Salvadores del Arte']

4

La primera casa de 'El Guernica'

La relación entre Picasso y El Prado no acabó con su nombramiento fantasma: en los años 50 el genio malagueño pintó sus propias 'meninas' y una serie relacionada con el cuadro. Muchos autores antes como Manet o Renoir se habían inspirado en el arte del museo. En sus salas se expuso por primera vez 'El Guernica' en nuestro país. En 1968 el franquismo intentó repatriar la obra que estaba en el Moma neoyorquino, pero el artista había decidido que el lienzo no retornaría hasta que hubiera democracia. En febrero de 1981, ya muerto el dictador, todo estaba listo para que el mural aterrizara en España pero el intento de golpe de Estado demoró el proceso. En septiembre de ese año 'El Guernica' viaja a Madrid. Picasso había dejado por escrito su deseo de que se expusiera en El Prado al lado de 'Las Meninas' de Velázquez, uno de los grandes revolucionarios de la pintura. No pudo cumplir su aspiración. Por razones logísticas y para respetar la cronología, solo se pudo exhibir en el Casón del Buen Retiro, hasta que en 1992 Cultura decidió trasladarlo al entonces recién inaugurado Museo Reina Sofía, centro de arte contemporáneo.  Foto: Traslado del cuadro en 1992. EFE.

5

La gran exposición de Velázquez

Entre las exposiciones más significativas en su historia, destaca la más completa muestra consagrada a Velázquez en 1990, que reunió con 79 lienzos, el 80% de la producción del sevillano, incluidas obras estrella como 'La Venus del espejo', procedente de la National Gallery de Londres. [Mira el video del programa 'El Mirador' de TVE sobre la muestra].

La selección causó furor con más de 300.000 visitantes que soportaron largas colas de hasta cinco horas bajo el frío y la lluvia, y agotaron los catálogos. 

Entre las selecciones más recientes, sobresale la exposición aforada de El Bosco en 2016 (589.692 visitas) que consiguió récord de visitantes, y la de los tesoros de la Hispanic Society de 2017 (485.000), que forman parte de la importante política de préstamos internacionales de la pinacoteca española. Foto: Colas para acceder a la exposición de Velázquez. Foto: EFE.

6

Un museo que crece 

El Prado ha experimentado numerosas reformas, pero la mayores obras de ampliación de su historia arrancaron en 1995 tras un acuerdo parlamentario.
El museo ya había agotado su capacidad de crecimiento y el arquitecto Rafael Moneo ganó el concurso. Los trabajos empezaron en 2002. El proyecto conectaba la sede central del edificio Villanueva con un moderno complejo formado por una construcción de nueva planta, y el claustro restaurado de la Iglesia de los Jerónimos. [Mira el siguiente video de TVE sobre la ampliación].

El plan sufrió retrasos, cambios y protestas de los vecinos que crearon una Plataforma y acudieron a la Justicia. Alegaban que el “cubo de Moneo” rompería la estética del barrio y dañaría la arquería del centenario claustro, que fue desmontado y vuelto a montar piedra a piedra. Tras la polémica, en 2007 los reyes eméritos inauguraron el Nuevo Prado en un edificio que alberga talleres y nuevas salas. Las reformas no han finalizado. El nuevo Salón de Reinos ampliará la pinacoteca en 5.700 metros cuadrados. Unas obras de los arquitectos Norman Foster y Carlos Rubio, que se prevé arranquen en 2019. Foto: Plano propuesta Salón de Reinos (superior)/ Maqueta del plan de Moneo (inferior).

7

¿Sabías qué?

El Museo de El Prado fue visitado el pasado año por 2.824.404 personas, en unas instalaciones que albergan más de 7.600 pinturas, 1.000 esculturas, 4.800 estampas y más de 8.000 dibujos. 

Las pinturas más antiguas son los 6 murales de la Ermita de San Baudelio de Casillas de Berlanga y datan de 1125.

El cuadro más pequeño es 'Carlos Ortiz de Taranco', de Federico de Madrazo y Kuntz. 

El cuadro más grande es 'La visión del Coloseo. El último mártir' (con una extensión de treinta y cinco metros cuadrados), de José Benlliure y Gil.  

Es el museo del mundo que atesora la mayor colección de obras de Velázquez, El Bosco, El Greco, Tiziano y Goya. Las pinturas negras del pintor aragonés fueron donadas por el barón Emile D’erlanger.


En el siglo XIX los directores del museo fueron pintores como Madrazo o Gisbert. Ninguna mujer se ha puesto al frente de la pinacoteca.
 
Hoy en día no se pueden hacer copias de 'Las meninas' de Velázquez, hace un siglo se hacían al año en torno a 20 reproducciones de esta obra.

La estatua de Goya, situada en una de las entradas, es la única que mira cara a cara al edificio. Las otras dos (dedicadas a Murillo y a Velázquez) prefieren dar la espalda.  El actor Tony Leblanc nació en el Museo del Prado en mayo de 1922. Su padre trabajaba de conserje y allí vivía la familia. 

El museo mantiene sus puertas abiertas todo el año, excepto tres días (1 de enero, 1 de mayo y 25 de diciembre), pero no fue siempre así. Los primeros años solo abría un par de días y cerraba siempre que llovía en la capital, para evitar la suciedad y las aglomeraciones.

8

Vota tu obra favorita del Museo del Prado

CÓMO JUGAR

De cada pareja de imágenes, selecciona la que más te guste.

'Las meninas', Velázquez (1656)

'Las meninas', Velázquez (1656)

'El jardín de las delicias', El Bosco (1500)

'El jardín de las delicias', El Bosco (1500)

Para visualizar esta sección
rota tu dispositivo.