Música española

Ver las canciones

Cuando aún no existía el concepto de canción del verano, las raíces españolas eran las grandes protagonistas del consumo musical. Como entonces no se registraban las ventas o difusión en radio de artistas y canciones, el cómputo utilizado eran las ganancias conseguidas por derecho de autor.

Entre 1939 y 1960, coplas y zarzuelas cantaron de manera apasionada al amor y al desamor, con cantantes como Estrellita Castro, Conchita Piquer o Celia Gámez como principales exponentes. A principios de los 60 en plena eclosión del Yeyé en España, el “Porompompero” de Manolo Escobar fue la última gran canción española que coronó el verano.