Música pop

Ver las canciones

El pop cubre tantos espectros que sería imposible que una canción pop no hubiese sido canción del verano en España. La primera de ellas la encontramos incluso antes de que los Beatles le dieran un chispazo al género: “Mi vaca lechera” cumplía con los registros del pop (canción corta, sencilla y pegadiza) y tenía rastros de swing y del jazz de la época. Era 1946.

A partir de ahí el pop tuvo maridajes con el soul juguetón (“Mi limón, mi limonero”), el folklore más vasto (“La Ramona”), el infantilismo acordeonista (“El baile de los pajaritos”), o los aires latinos de un lado (“María”) y otro (“La flaca”).