Conquista de Granada: La toma de Zahara, 1481

Introducción de Isabel



Introducción de Boabdil



Tras una larga lucha con Portugal la paz reina por fin en Castilla. Isabel la Católica posa su mirada en Granada, para hacer culminar la reconquista cristiana. Es entonces cuando el responsable de la fortaleza de Zahara, Gonzalo de Arias, se encuentra en Sevilla y deja desprotegida la ciudad, fronteriza con el Reino de Granada. La noche del 27 de diciembre de 1481 un grupo de nazaríes asalta por la noche Zahara cogiendo por sorpresa a los soldados. Los moradores, desprevenidos, no oponen resistencia y son llevados cautivos a Granada.Estos son los dos personajes principales. Por un lado, Diego de Merlo: asistente de Sevilla. Recibe el encargo de poner en marcha la respuesta cristiana como representante de la semiautónoma nobleza andaluza. Merlo, un personaje polémico en la época, fue el responsable de la represión de los judíos conversos de Sevilla, germen de lo que será la Inquisición.

Por otro, Muley Hacén, emir de Granada. Tras los constantes cambios de emires que vive Granada durante 40 años, Muley Hacén logra una cierta estabilidad para su reino cuando accede al poder en 1464. Durante más de quince años lleva una política de eliminación de los opositores, que provoca la expulsión de los abencerrajes, una de las familias nobles más poderosas. La división de la Castilla cristiana le hace tener esperanzas en ampliar las fronteras del reino, pero su aventura en Zahara supone la excusa perfecta para un conflicto militar abierto que es visto con pánico dentro de las murallas de Granada. Además, su historia de amor con una cristiana conversa provoca el choque directo con su esposa, la sultana Aixa, y su hijo, Boabdil, poniendo los cimientos para una nueva guerra civil.

La Inquisicion >< La Conquista de Granada